Perú, 1 nuevo sol alusiva al “Gran Pajatén” 2011

Hoy miércoles el Banco Central de Reserva (BCR) pondrá en circulación la nueva moneda de un nuevo sol alusivas al Gran Pajatén, sitio arqueológico descubierto hace 28 años y ubicado en los bosques nubosos de la región San Martín.

Las características de la moneda son las siguientes: 

Denominación : S/. 1,00 
Aleación : Alpaca 
Peso : 7,32g
Diámetro : 25,50mm 
Canto : Estriado 
Año de Acuñación : 2011
Anverso : Escudo de Armas
Reverso : Denominación y motivo alusivo al Gran Pajatén
Emisión : 10 millones de unidades 

Esta moneda es la séptima de la serie numismática Riqueza y Orgullo del Perú, y circulará de forma simultánea con las actuales de ese mismo valor. Son de edición limitada y se emitirán solamente 10 millones de unidades.

Las anteriores monedas de la serie, lanzadas desde el 2010, fueron alusivas al tumi de oro (Lambayeque), los sarcófagos de Karajía (Amazonas), la Estela de Raimondi (Ancash), las chullpas de Sillustani (Puno), el monasterio de Santa Catalina (Arequipa) y Machu Picchu (Cusco).

Cabe indicar que en total se lanzarán 26 diseños de monedas de S/.1 de la serie Riqueza y Orgullo del Perú con diferentes motivos alusivos a patrimonios culturales e históricos del Perú.

Gran Pajatén

 

Gran Pajatén es un sitio arqueológico ubicado en los bosques nubosos en los andes del Perú, en la frontera de la región de La Libertad y la región de San Martín, entre los ríos Marañón y Huallaga. El sitio arqueológico se encuentra en el Parque Nacional del Río Abiseo, que fue establecido en 1983. El parque fue designado por la UNESCO como Patrimonio Mundial Natural de la humanidad en 1990, y el Sitio Cultural en 1992, con el fin de proteger las ruinas frágiles en peligro de extinción y el medio ambiente. La zona arqueológica y el parque nacional en la actualidad no se puede visitar sin permiso del Ministerio de Agricultura de Perú y el Instituto Nacional de Cultura.

Gran Pajatén se encuentra sobre una colina, y consiste en una serie de al menos 26 estructuras circulares de piedra encima de numerosas terrazas y escaleras. Las ruinas ocupan un área de unos 20.000 m². Los edificios principales están decorados con mosaicos de pizarra que muestran aves y motivos geométricos humanos. Análisis de muestras de cerámica y las fechas de radiocarbono indican que el área fue ocupada tan temprano como 200 a. C., pero las ruinas de construcción visible en el sitio actual se construyeron durante tiempos Incas times. Basado principalmente en la evidencia arquitectónica, el asentamiento se atribuye a la cultura Chachapoyas.

Al explorador Gene Savoy se le atribuye erróneamente el mérito de haber encontrado las ruinas en 1965. El sitio fue descubierto alrededor de 1940 por residentes Juanjui, mientras se hacía una exploración para un proyecto vial. Sin embargo, no hay evidencia de que las ruinas que encontraron fueron las de Gran Pajatén o si fueron ruinas prehispánicas de otro asentamiento abandonado. Por lo tanto, el “descubrimiento” de Gran Pajatén se atribuye a los aldeanos de la localidad de Pataz en 1963. Después de que Savoy fue guiado al sitio por los pobladores de Pataz, en 1965 se atribuyó el descubrimiento mediante la publicación en la prensa mundial. Un oficial del gobierno peruano visitó el lugar y comenzó a limpiar la vegetación a finales de 1965. En 1966, el gobierno peruano ha establecido un helipuerto y se aclaró gran parte de la vegetación protectora que rodea el sitio. Muchos años después, estas acciones suscitaron críticas debido a la naturaleza delicada de la zona arqueológica. Sin la protección de la vegetación densa, las ruinas de piedra comenzaron a deteriorarse rápidamente[2].

En 1985, un equipo dirigido por el departamento de antropología de la Universidad de Colorado comenzó un importante proyecto de investigación en el Gran Pajatén y sus alrededores en el Parque Nacional Río Abiseo. La expedición tuvo mucha publicidad que condujo a nuevos debates de la apertura del sitio al turismo. Una expedición televisiva peruana en 1990, despejó nuevamente la vegetación protectora del sitio, y dañó más las ruinas. Actualmente, existen planes para la construcción de varias carreteras y la infraestructura turística en la región pero tampoco se han aplicado debido a la fragilidad de las ruinas, y el alto costo de la conservación del sitio y reducir al mínimo los impactos turísticos en su integridad arqueológica y el contexto ambiental.

Esta entrada fue publicada en Perú. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Perú, 1 nuevo sol alusiva al “Gran Pajatén” 2011

  1. Ruben dijo:

    Joder son preciosas hostia puta!! Encima van a circular!! Lástima que sean edición limitada y al final se quedarán para colección pero, sinceramente, qué preciosidad de diseños para ser monedas corrientes, aquí en España ni corrientes ni de colección…

    Historia y Numismática

  2. Adrian Lobo dijo:

    Ruben, la emisión de estas monedas es amplisima y se consiguen muy facilmente por ebay si estás interesado.
    Así mismo, en el foro del blog, he abierto un hilo en compras en grupo para adquirir esta última moneda.

    Un saludo!

  3. irvin dijo:

    son buenas estas monedas demostrando las riquezas de nuestro pais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s